Es una historia muy común hoy en día: Muchas veces hallamos el teléfono que tanto hemos querido, a un precio asequible para nosotros, solo para darnos cuenta justo cuando vamos a comprarlo que el mismo está bloqueado para funcionar únicamente con ciertas operadoras. ¿Por qué ocurre esto? ¿Es posible utilizarlos con otras operadoras, o acaso fueron hechos estos teléfonos únicamente para aquella a la que están bloqueados?

La verdad es que todos los teléfonos celulares con tecnología GSM pueden conectarse a todas las redes GSM a nivel mundial. El estándar GSM es uno muy bien definido, y todas las operadoras que lo utilizan se ven en la obligación de adherirse a él, sin implementar cambios ni personalizaciones que se desvíen de la norma. Esto quiere decir, además, que todas las redes GSM en existencia funcionan de la misma manera.

La razón por la que algunos teléfonos vienen bloqueados no tiene que ver con la tecnología. La verdad es que, particularmente en EEUU y Europa, es común hallar promociones que te permiten comprar teléfonos a precios muy baratos a cambio de contratos a largo plazo con ciertas operadoras. Para evitar que las personas realicen la compra y luego utilicen el teléfono con la competencia, estos teléfonos vienen programados para únicamente conectarse a la operadora original.

Pero, por supuesto, este bloqueo es a nivel de software – y cada teléfono bloqueado tiene algún método de ser liberado. Esto de hecho ha causado revuelo en EEUU, donde anteriormente algunos modelos se vendían únicamente bloqueados. Las operadoras buscaron prohibir el jailbreak introduciendo demandas a la corte, y en respuesta esta dictaminó que liberar los teléfonos celulares es absolutamente legal, siempre y cuando no exista manera de obtener el mismo teléfono sin restricciones.

Por ello en general liberar teléfonos no es considerado ilegal, aunque la moralidad del asunto siempre depende de cómo se haya obtenido el mismo.