El 5G es la quinta generación de conectividad telefónica a internet que ofrecerá una descarga de datos y carga de archivos a velocidades mayores, como también una cobertura mucho más amplia y mayor estabilidad en la conexión. Algunos analíticos de datos móviles mencionan que la conexión 5G permitirá a sus usuarios hacer todo lo que actualmente permite un dispositivo inteligente pero con mayor velocidad y un mejor rendimiento.

En cuanto a su funcionamiento, es probable que se apliquen una serie de nuevas tecnologías. Sin embargo, aún no se han establecido los estándares para todos los protocolos de la 5G. Dentro de las herramientas posibles están las bandas de frecuencias más altas de 3.5GHz a 26GHz+ que tienen mucha capacidad, pero con longitudes de onda más cortas y por ende de rango más bajo que pueden ser bloqueadas por objetos físicos.

Posiblemente se vean grupos de pequeños mástiles de teléfono más cercanos al suelo que transmitan ondas milimétricas entre números mucho más altos de transmisores y receptores, lo que permitirá una mayor densidad de uso. Sin embargo, resulta muy costoso, por ende las compañías de telecomunicaciones no están del todo comprometidas aún con la idea.

Se estima que la conexión 5G tendrá la capacidad de descargar una película de alta definición en menos de 5 minutos. Asimismo, muchos piensan que la 5G será crucial para los vehículos autónomos poder comunicarse unos con otros y leer mapas reales y datos de tráfico. También, los vídeos en los móviles deberían ser más instantáneos y estar libres de fallas.

Muchos países no esperan lanzar el servicio 5G antes del 2020, pero la empresa de telecomunicaciones Ooredoo de Qatar dice que ya ha lanzado un servicio comercial, mientras que Korea del Sur espera lanzarlo el año que viene simultaneamente desde sus tres operadores de redes más grandes. China también espera lanzar los servicios 5G en 2019.